Los que navegan por mi mar...

martes, 6 de marzo de 2012

Anciana y sola...



Te protegí con mi vida, entregué mis años,
entregué mis sueños, todo por ti perdí un día,
Hoy sola, espero, entran a saludarme
personas desconocidas, pero a ti, no te veo.
Visitas que no quiero, solo deseo ver tu mirada,
esos ojos de niño tierno, conocerte es lo que quiero,
te llevé en mis entrañas, y ya, ni recordarte puedo,
desde antes de nacer, fuiste todo mi cielo,
pero con la soledad, ahora me quedo.
En esta espera se va mi tiempo,
día tras día, esta ventana es todo lo que tengo.
Me cuentan que nació un nieto,
sus manitas, sus cariños, me niegas sin respeto.




Por esos ancianos que pasan sus últimos días rodeados de desconocidos, siempre soñando con la visita de sus seres queridos, que están demasiado ocupados para atenderlos.



23 comentarios:

  1. Maribel, es lo más entrañable que te he leido, llega un momento en que esos ancianos estorban y los arrinconamos como muebles viejos en alguna residencia a la que apenas vamos.

    Mis padres ya no están pero nunca les faltó el cariño y la cercanía de sus hijos.

    Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Sau, me da mucha tristeza pensar en ellos, en su soledad después de toda una vida de entrega, siento que falten tus padres, pero me alegra que se fueran sientiéndose acompañados,

      Un beso,

      Eliminar
  2. Ojalá que todos tuviésemos la conciencia necesaria para amar, cuidar y respetar a nuestros ancianos y sobre todos para tenerlos junto a nosotros hasta el final.-

    Yashira, muchas gracias por llegar a mi espacio..es un gusto estar en el tuyo.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se que muchas veces es duro ese final y con la vida que llevamos quizás cueste atenderlos, pero se merecen nuestro amor y nuestra compañía.

      Besos Diazul, un placer tenerte,

      Eliminar
  3. Es muy triste y sucede muy a menudo... las prisas, la sinrazón y la falta de respeto y amor condenan a mucha gente a un castigo injusto e inhumano.

    Por eso cada gesto de cariño, cada momento que demos es muy importante.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, a veces es tanta la soledad, que cualquier gesto, por pequeño que sea hace feliz,

      Un abrazo Ximo,

      Eliminar
  4. Y como eso que has escrito, muy lindo por cierto, hay muchos casos en el mundo. Es muy fuerte cuando te das cuenta que no sirvió de nada tanto amor dado y tantos años dedicados, si al final te dejan en el olvido... Bella entrada mi estimada Yashira.

    Te mando un beso y un abrazo guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias P.R, es cierto que los esfuerzos que hacemos al final no sirven, a la hora de la verdad, para muchas personas es fácil llevar tanto amor al olvido.

      Un beso amigo,

      Eliminar
  5. Muy cierto todo cuanto dices y cuentas, Yashira.
    Me recuerda mi post FRÍO EN MADRID donde también trato la falta de cariño de muchos de nuestros mayores.
    Qué pena que a una abuela-o no le dejen querer a su nieto.

    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Mos, creo que todos conocemos alguna de estas historias, por desgracia se dan mucho en estos días, me da mucha tristeza pesnar en ellos, nosotros también llegaremos a ancianos y puedo ponerme en su lugar.

      Un abrazo hasta tu orilla,

      Eliminar
  6. Mi querida Yashira, esta entrada toca la fibra! Es lamentable leer en los comentarios anteriores, todos de distintos lugares me imagino, que hemos conocido o escuchado casos así, de abuelitos en edad avanzada que han sido abandonados por la propia familia! Es algo que no tiene nombre, es algo que no tiene perdón! Deshacerse de ellos como si fueran un mueble inservible y olvidarlos dejándolos a su suerte con personas desconocidas, siendo que ellos nos regalaron su vida entera! Yo gracias a Dios tuve la bendición de disfrutar de mis abuelos hasta sus últimos días. Amiga me has conmovido, te dejo un gran abrazo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Lady yo también tuve la suerte de disfrutar, sobre todo mis abuelas, pero no dejo de pensar en esos ancianitos que quedan a mercer de personas extrañas, que no los quieren y de los que a veces oímos historias, creo que cualquier abandono es terrible y doloroso, pero ellos son unos de los seres más vulnerables y más desprotegidos.

      Besos amiga,

      Eliminar
    2. estoy totalmente de acuerdo, sabes como pienso de esto ,y tu reflexión además de bonita es seria. un abrazo

      Eliminar
  7. Hoy siento no estar de acuerdo contigo Yashira. Muchos ancianos no tienen familia o no les pueden atender y si, hay gente sin escrúpulos como en todo, pero también existen personas que dedican su vida y su trabajo a atenderlos y cuidarlos con muchísimo respeto y te puedo asegurar que no todos son dulces ancianos...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Rosa, son muchos los casos posibles, de hecho, se que la mayoría de los ancianos están con su familia hasta sus últimos días, y también se que los que no tienen familia se encuentran con la suerte de esas personas, de las que hablas, que se dedican a cuidarlos, pero en este caso pensaba en los que teniendo familia, se siente solos, y les echan en falta, también los hay, no podía pensar en todos... Esos son los que más me duelen...

      Besos hasta tu aire,

      Eliminar
  8. No estaríamos aquí si no fuera por ellos. La sociedad sigue un rumbo que nos va a llevar a la ruina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y nosotros también seremos ellos dentro de unos años... Es algo a tener en cuenta.

      Eliminar
  9. Enhorabuena,los valores nunca hay que perderlos....me ha encantado tu blog.Un saludo.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola anjespinosa, gracias por tu visita,

      Un saludo,

      Eliminar
  10. El texto es precioso, mis felicitaciones,
    de pequeños los mayores nos protegen y cuando llegan mayores
    necesitan que los tratemos con el mismo cariño que ellos nos dieron.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Ricardo, es lo menos que se merecen...

      Un abrazo,

      Eliminar
  11. Yashira, qué duro y que real!
    Me ha gustado mucho.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Beatriz, es una pena que sea tan real.

      Un abrazo también para ti,

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario. Me gusta saber que has pasado por aquí.