Los que navegan por mi mar...

miércoles, 28 de enero de 2015

Madre Tierra

 

Redonda preñez de vida



Durante el día desde su interior fluye y proyecta amor





Durante la noche se repliega en su regazo
Protege
Renace
Cobija
Alimenta
Y no la respetamos

Como adolescentes mal educados 
Nos descaramos 
La maltratamos
Ella siempre amorosa


Recibe 
Acepta
Perdona
Pero ¿Hasta cuándo?

© Yashira  2015



 

12 comentarios:

  1. Digo yo, que ese ¿hasta cuándo?...será hasta que suelte el paquete como las preñadas, porque cuando se enfada, ya sabemos lo que pasa.

    Besos Yashira.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Rafa... Cuando se enfada es temible...
      Espero que no sigamos dándole motivo de enfado...
      Abrazos amigo.

      Eliminar
  2. No hay nada como ser padres para darse cuenta de cuanto amor, muchas veces no correspondido se da a los hijos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad Sau que el amor que se da a los hijos no es un amor que espera correspondencia, pero tienes razón, no suele ser recíproco.

      Besos.

      Eliminar
  3. Es muy bonito y lleno de amor y sentimiento este poema a la madre tierrra. Me ha gustado mucho. Felicidades Yashira.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, un placer tenerte por mi mar.

      Abrazos.

      Eliminar
  4. Todos hemos pasado por diferentes etapas en la vida, ahora, nuestros hijos también, y es cuando en la adolescencia, hay que estar más cerca que nunca de ellos, porque nosotros sabemos lo que es.

    Un placer leerte, Yashira.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy María, la adolescencia, esos hijos adolescentes... Momento de mucha atención sobre ellos, sí.

      El placer es mío por tenerte por mi mar. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Yashira, tu poema me ha causado desaliento. No sé por qué, lo he releído, lo he desgranado, pero no puedo quitarme esa sensación de encima. A veces me ocurre con la poesía que es como si me sangrara por dentro....

    Gracias por este post, que me hace pensar, y mucho. Beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento haberte dejado ese desaliento, pero quizás sea, que como yo, también percibes ese momento en el que nuestra madre tierra se hartará de nosotros. Y es que somos demasiado castigadores con todo lo que nos rodea.

      Un fuerte abrazo tranquilizador, de momento todo está bien y depende de nosotros.

      Eliminar
  6. Hola Yashira.

    Describes muy bien la vida... Con gusto y saber hacer en el transmitir.

    Otro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ernesto por tus palabras. Abrazos.

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario. Me gusta saber que has pasado por aquí.