Los que navegan por mi mar...

sábado, 17 de abril de 2021

Hoy soy



Orar, Fe, Hadas, Esperanza, Deseo, Sueño, Rubia, Mujer

Hoy, soy más yo que nunca,
cuando creía que no volvería,
he regresado.

Entre sollozos
despedí mi alegría,
despedí los sueños,
me quedé vacía, 
sin ganas de vivir,
y pensé que nunca volvería.

Rompí la ilusión en trocitos,
que cayeron sobre la madre,
mis lágrimas
regaron la tierra que,
siendo solo tierra, germinó.

Del útero fresco y húmedo,
surgió la nueva esperanza,
no importa qué pienses,
ni lo que hagas después,
somos mundo,
somos magia que brota
de las entrañas.

En cada suspiro
se abren puertas que parecían cerradas,
en un abrir y cerrar de ojos,
todo cambia,
lo que ayer ahogaba,
hoy alegra
y reaviva mi llama.

Soy y seré
tan grande, tan profunda,
que no habrá mar que me contenga,
no habrá viento que me alce,
ni fuego que abarque mi alma.

Hoy soy,
siendo más yo.
De mis entrañas brotan 
semillas germinadas,
aromas que rodean y envuelven,
no con las manos, ni la mirada,
envuelven como algodones nacidos al alba. 

El rocío de la mañana
deslumbra al despertar,
 lágrimas de la noche que,
diminutas hadas, 
convierten en cristal.

Somos profundos regueros de dioses,
somos creadores,
hoy, abro los ojos y miro la belleza que 
creé con las manos cerradas, cuando
nada era lo que era, pero todo estaba. 

© Yashira  2021







viernes, 25 de septiembre de 2020

Nacionalismos






No es la bandera,
ni la patria, ni la tierra,
solo es sangre que se mezcla 
y crea revueltas.

Odios sin perdón,
hermanos convertidos en enemigos de frontera,
desgranando
en racimos, 
la carne de la guerra.

De tan olvidados, 
de tan negados
¿Nadie recuerda los miedos pasados?
Rota la línea se alienta la desdicha.

¿Nadie recuerda los daños pasados?
Odios sin perdón,
hermanos de sangre, enemigos, fronteras,
desgranan en racimos la carne de la guerra.
No es la bandera,
ni la tierra,
solo la sangre que se mezcla y envenena

© Yashira  2020


El odio mata. Si vomitas insultos, descalificaciones; si tratas de dañar a quienes te rodean, a tu propia gente, vecinos, amigos, familia; ya nada, nada, podrá pararlo. No olvidemos la historia. Hubo un tiempo de odio que derramó la sangre de un hermoso país. 


sábado, 8 de febrero de 2020

A ti, Mujer


Ira, El Maltrato, Relación, Enojado, Dominación



Mujer única de tantas caras. 

A ti, mujer valiente,
dirijo estas palabras.
A ti que recibes golpes, insultos,
que ultrajan tu cuerpo y tu alma.


A ti que recibes disparos, cuchilladas,
que yaces en tumba fría,
que recibes vejaciones, violaciones,
que habitas el infierno cada día,
que te niegan tus derechos,
regados con la sangre
de las que precedieron tu misma agonía.

Quien te daña no es el tiempo,
recuerda, no es la vida,
no es el universo,
quien te daña es la palabra que hiere,
pronunciada por quienes amas,
te daña el puño que rasga,
lanzado por los nacidos de tus entrañas. 

Cuando tu alma se rompa,
cuando un golpe desgarre tu piel,
cuando profanen tu cuerpo,
y tu vida escape
a borbotones de tu ser,
no olvides que estamos aquí,
nunca lo olvides.

Nosotras somos tu voz, tu aliento,
permaneceremos junto a tu cuerpo herido,
 lleno de cicatrices.
Tú, mujer única, de tantas caras,
recuerda, no estás sola.

Sentadas sobre tu tumba,
esperaremos el momento, 
desplegaremos toda la fuerza,
todo el amor que falta a quienes,
desde su atalaya de impunidad,
se creen mejores y solo son fantasmas, 
sin sentimientos ni valores. 

A ellos, a los fantasmas de la ira,
a los hijos de un patriarcado
que oprime y asfixia,
les hago saber
que sus insultos me hacen fuerte.


La mujer que soy, que somos,
toma fuerza con sus golpes,
cada vez que matan una parte de mí,
fortalecen millones que, como flores silvestres, 
surgen de todos los colores, pueblos y naciones.


Somos quienes no queréis ver,
somos la resistencia que queréis debilitar,
somos la voz que queréis callar,
y cada día, con más fuerza,
gritamos: ¡Basta ya!

A ti, mi hermana, mi compañera,
mujer única de múltiples caras,
dirijo estas palabras.  

© Yashira  2020



Caminando hacia el 8 de marzo.



miércoles, 5 de febrero de 2020

Días de esos




Ángel, Oscuro, Ángel Oscuro, Gótico, Goth, Estatua


Hay días
en que la muerte te mira a los ojos,
días de lluvia,
donde los truenos son el sonido
y los relámpagos la luz del camino.
Dicen que tras la tormenta viene la calma,
no siempre es así.
Hay tormentas que no dan tregua,
tormentas de odio, maledicencia,
tormentas frías de desgarro y recelo.
Esas que no dan opción,
que lanzan rayos directos al corazón.

Bajo el aguacero, mis lágrimas te confunden,
no ves el dolor, no puedes percibir tanto miedo,
ante ti la fuerza de los elementos,
contra ti la furia del mundo enfermo.
La muerte te mira a los ojos,
tan cerca que hueles su aliento,
y ese mundo dañado
arremete contra tu cuerpo.
Golpea fuerte,
rompe, agrieta, desgarra,
resquebrajado y roto
caes a los pies de tu cama.

© Yashira  2020



jueves, 9 de enero de 2020

Soy tierra



Desierto, La Sequía, Componer, Deshidratado
Imagen Web

La tierra  me llama
pide manos para sanarla
pide ojos para verse reflejada
la tierra tiembla y gime hastiada

Soy tierra

Dejamos para mañana
la recuperación de la esperanza
pero ella no puede esperar
necesita nuestra solidaridad

La tierra clama
pide a gritos justicia
pide a gritos valentía
pide que frenes su agonía

Somos tierra

dejamos para mañana
sin comprender que el tiempo pasa
no hay plazo que frene esta farsa

Soy tierra
soldado de barro
guerrero con manos de esparto
fuerte y débil ante tanto desgarro

Soy tierra
eres tierra
somos tierra
somos aquello que estamos matando.

© Yashira  2020



domingo, 1 de diciembre de 2019

¿Qué soy?



Yashira

No soy quien tú crees,
ni quien yo quiero,
solo soy quien soy
sin adornos ni apegos.

No soy escritora,
pero a veces cuento 
porque así siento.

No soy poeta,
pero a veces expreso 
mientras miro hacia dentro.

No soy hermosa, ni perfecta,
solo esa mujer pequeña,
creadora de sueños
que nunca despierta. 

No soy nada,
nada de lo que otros dicen,
hablan, cuentan,
nada de lo que creen.

Tampoco soy lo que quiero,
ni soy lo que represento.
Solo soy alguien que siente,
que vive en un mundo incierto.

Soy palabras, pensamientos,
soy suspiros, lamentos,
soy la expresión del miedo,
soy la explicación del recogimiento.

No soy quien crees,
ni soy escritora,
ni poeta,
ni puedo;
ni hermosa,
ni perfecta,
ni quiero;
nada,
solo soy alguien que siente,
que expresa,
sin adornos ni apegos,
instantes en mundos diversos.

© Yashira  2019



jueves, 28 de noviembre de 2019

No, no voy a negarlo



Yashira


Estoy asustada
no voy a negarlo
me aterra la despiadada avaricia
que veo en tus manos

Sé que no contemplas otra posibilidad
solo fiel a tu insaciable incapacidad
tengo miedo
¿A qué negarlo?

Llegarás
destruirás
lo hermoso que salvaje medra
para ti solo será piedra sobre piedra

Una vida tierna
los recuerdos que palpitan
la tierra que llama a la tierra
nada permanecerá tras tu guerra

No tienes bandera
ni leyes que te contengan
capaz de matar
aunque contigo mueran tus metas

El miedo me nubla
no voy a negarlo
empaña la dicha
que tanto he disfrutado

Asustada suplico
¿A qué negarlo?
ruego conciencia
imploro clemencia

Alzo la vista al cielo
que triste como mi anhelo
se oscurece a tu paso
teme encontrarte tras él agazapado

Tienes la sartén por el mango
la que han puesto en tus manos
arrasarás sin piedad
bajo el ordeno y mando

Es miedo lo que siento
no voy a negarlo
quisiera cerrar los ojos
para no ver tal espanto

Pero no
no es cerrando los ojos
como conjuraré tu escarnio
abriré ojos y manos

Alzaré la voz
tu impunidad gritaré
porque no eres dueño
solo arrimado
a la vera de un gobierno deshumanizado

No tienes derecho
solo leyes injustas
creadas a medida de tus desechos
para aplastar mi voz y mis preguntas

Alzaré la voz
ante ojos ciegos
ante oídos sordos
gritaré mi desazón

No callaré
no dejaré que campes impune
pisando
arrasando
derramando su sangre
mi sangre

Tengo miedo
¿A qué negarlo?
pero no será el miedo
el que tapie mi boca
ni el que ate mis manos.

© Yashira  2019




lunes, 11 de noviembre de 2019

Uno de esos



Fantasía, Mística, Mujer, Vestido, Rojo, La Cara


Hay días en los que no nacería,
días grises, de bruma,
de lágrimas, sin risas.

Son esos los días
que detienen mi tiempo,
los que me engullen, me frenan,
drenan la poca vida
que no perdí en cada intento.

Hay días vacíos,
llenos de silencio,
días pequeños, de esos
que rompen los sueños.

Días vacíos sin tus besos,
que detienen la fuerza,
que paran mi tiempo.
Llenos de niebla, de bruma,
del hueco profundo
que ya ni recuerdo.

Días lejos del cuerpo,
lejos del alimento,
lejos del sentido que da tu vértigo.
Y ya ni recuerdo.

© Yashira  2019


sábado, 26 de octubre de 2019

Al fondo, el mar muerto.



Mar Muerto, Flotante, Sundown, Personas, Velada, Tarde



El ancho mar,
como lienzo blanco, espumoso,
proclama su brindis neutral,
brindis de estrellas tejedoras del mal.

No nos rescatarán,
los náufragos de vidas pasadas
no nos dejamos recuperar,
permanecemos al fondo del precipicio.

Permanecemos cubiertos de capas de coral,
bajo marismas de lodos,
bajo montañas sumergidas
repletas de residuos tóxicos. 

La cadena del ancla
arrastra furiosa la vida,
arrebata al miedo el arrepentimiento
descorchando botellas llenas de cuerpos.

Desde puertos lejanos acudirán a rescatarnos.
Diferentes banderas, idiomas, leyes,
nada podrá contra la destrucción que acecha,
el auto exterminio inició la cuenta atrás. 

Las olas siembran cadáveres, mientras
germina la muerte tras sueños robados,
descarnados cuerpos embarrancados
agazapados bajo el cieno negro y letal.

No, ni redes, ni estrellas,
los náufragos no nos dejamos recuperar,
ni anclas, ni puertos,
la muerte acecha bajo el ancho mar.

Ahora sabemos una verdad,
hace mucho, nos dejaron de respetar.
Negaron la vida y mataron la mar. 

© Yashira  2019



jueves, 17 de octubre de 2019

Sociedad muerta





Okdiario



Plazas abarrotadas, calles quemadas,
desperdicios de abandono y desidia
regando desaliento en edad amargada.

Abortando vida, tiempo, ráfagas estériles
de tripas rotas, estruendo,
la sangre de los hijos recorre el camino.

Niños y jóvenes, semillas estériles
de grandes promesas,
no conocen la riqueza de una comunidad sin guerra.

Solo conjurado con la rabia,
romperá el silencio
cuando estalle la calma.

Hemos perdido la partida,
no hay compasión,
perdimos la empatía.

Ya no hay hermanos de sangre,
semejante contra semejante
abocando al desastre.

La consigna es derrotar
aunque en ello nos vaya la vida.
Gritar, quemar, destrozar.

Como bandera enarbolada
el odio reparte los papeles
de nuestra tierra destripada.

Las sombras le delatan,
jugando al filo de lo inalcanzable,
en las vísceras del vértigo.

Mientras, el caliente asfalto
se abre en canal despiadado,
escupe lava, dolor, desencanto.

Gestando rencores a través del tiempo
que rompen aguas implosionadas
de eco profundo, y desaliento.

Instante letal, crujir de huesos,
en estruendoso palpitar
la sociedad ha muerto.

© Yashira  2019









Tocado de muerte


Imagen EEA

No me cuenten,
no me digan,
no quiero más mentiras;
no es la DANA responsable
de tanta desdicha.

Ahora, no rasguen sus vestiduras,
no sirve lanzar la piedra
ni esconder la mano,
todos responsables,
entre todos lo matamos.

¿Dónde estabas cuándo moría?
¿Hacia dónde miraste
cada vez que alguien lo exponía?
Ciegos de ojos y mente,
no queríamos ver acercarse su muerte.

Me declaro responsable,
asumo la gran culpa
de permitir su masacre,
por no salir en su defensa,
por permitir que le maten.

Les dejamos hacer,
permitimos que crezcan,
aceptamos que ganen
los que nada respetan,
los que solo buscan su propia riqueza.

Les dejamos minar,
permitimos su ofensa,
aceptamos que roben
lo que nos corresponde,
mirando hacia otro lado, sin defensa.

Inmenso dolor,
aterradora confirmación,
respiramos el hedor
de tanto muerto,
de tanta inacción.

Y nuestro Mar Menor,
tocado de muerte,
mira desde su orilla
implorando sensatez,
buscando un final para su pesadilla.

Ahora lloramos,
todo son aspavientos
y terribles lamentos,
¿Dónde estábamos cuando,
día a día,
perpetraban su agonía?

¿Dónde estabas
que no luchaste
para evitar tanto desastre?

© Yashira  2019